Superviviente

El protagonista de esta entrada es un castaño nacido en diciembre de 2019.

Como todos los años en el primer trimestre hicimos semilleros de robles y castaños en alguno de los cursos de infantil. Aquellas semillas que germinaron las fuimos trasladando a diferentes zonas del huerto y seguimos su crecimiento.

Como sabéis, a finales de marzo de 2020 todo se paró, dejamos de ir al colegio y no pudimos atenderlos más.

Al regresar hicimos limpieza y preparamos el huerto para acoger los nuevos cultivos. Iniciamos nuestras rutinas, disfrutamos de nuestros éxitos y aprendimos de los errores.

Nuestra sorpresa fue mayúscula cuando en el mes de abril, en la zona en la que depositamos los materiales para llevar a reciclar, vimos que sobresalía una ramita con unas hojitas brillantes… ¡uno de nuestros castaños había salido adelante sacando fuerzas para buscar la luz! Es el mejor ejemplo de fototropismo que podíamos encontrar. En este momento mide más de un metro, pero su tronco es muy débil y le hemos puesto una caña guía para ayudarle. Preparándolo para el verano lo hemos dejado en un lugar en semisombra y con un sistema de riego que esperamos sea suficiente para que siga cogiendo fuerzas. ¡Buen verano Pandemio!

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *