¿Qué es eso que se ve a lo lejos?

 

    Después de unos días de intensas lluvias y vientos, hemos encontrado en la senda de los árboles a una superviviente: la manzana roja.

     Amarillas, rojas o verdes. El color no las hace mejores o peores, todas las manzanas están compuestas por 85% de agua, contienen potasio, vitaminas y minerales en diferentes concentraciones. Eso hace que entre otras cosas, varíen su color, textura y sabor. Las diferencias que podemos encontrar es en la cantidad de fibra y vitamina C en las amarillas (siendo está la que más contiene), o  la vitamina A que es inferior en la manzana verde. Lo más recomendable sería ir alternándolas y comer manzanas de diferentes colores y variedades.

Y como dice el refrán: “No hay cosa más sana, que comer en ayunas una manzana”

 

 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *