¿Guisante o tirabeque?

Esa ha sido la duda que se nos ha planteado los últimos días. Los «guisantes» que estábamos plantando se estaban desarrollando correctamente, o eso creíamos hasta que vimos que seguían alargándose, pero que seguían muy delgados. La primeras vainas se fueron alargando y se percibía que dentro se estaban desarrollando semillas… Y así siguen. La vaina se alarga pero no se redondea y las semillas apenas han crecido. Y ahí se nos encendió la lucecita…¿y si realmente habíamos plantado tirabeques? En la planta del guisante por lo general nos comemos las semillas y desechamos la vaina, pero en el tirabeque lo realmente rico es la vaina. El proceso de desarrollo de la planta es similar en ambos casos.

Como os decíamos han cogido fuerza y como buena liana trepadora, los hemos tenido que tutorizar. Tiene hojas y tallos que acaban en zarcillos, por eso puede agarrarse y alcanzar hasta los dos metros con facilidad. Si observamos atentamente, podemos ver el origen de la vaina del tirabeque desde el inicio.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *